La comunicación no se crea ni se destruye…

“La comunicación no se crea ni se destruye…” presenta y define a la Comunicación y la Semiótica a partir del punto de vista personal y distintivo de su autor Carreño González. Basándose en investigaciones e influencias anteriores, como las de Charles Sanders Peirce o las del clásico modelo de Roman Jacobson, Carreño propone un nuevo modelo que pretende resolver aquellas necesidades prácticas del proceso creativo con las que se encuentran la mayoría de los estudiantes.

A MANERA DE INTRODUCCIÓN:

¿Qué perspectiva semiótica adquiere Carreño? El autor modifica las categorías sígnicas que conforman el Trivium (Pragmásis- Sintaxis- Semántica) o “la triada original” del modelo de semiótica al establecer un orden de lectura y signos diferentes. De esta manera, crea un nuevo modelo a partir de un cuadro con nueve divisiones donde establece diferentes relaciones entre los componentes.

Antes de iniciar con el estudio, hay que clarificar que para el Carreño existen tres niveles o componentes de la Comunicación:

  • Pragmasis: entendido como el estudio de la realidad o aquellas habilidades que poseen los sujetos para expresarse y resolver cualquier problema desde el ámbito de la Sociología, la Psicología, la Dialéctica… De esta manera, podría identificarse con cualquier aspecto de nuestra vida cotidiana donde somos capaces de resolver problemas por medio de mecanismo prácticos, por ejemplo, las leyes de los gobiernos o los medicamentos para las enfermedades, etc.
  • Sintaxis: entendido como el estudio de las normas y las reglas que regulan el uso de las lenguas y la combinación de las palabras que conforman las oraciones. Se aborda a través de la Gramática y analiza los sintagmas y las oraciones.
  •  Semántica:entendido como el estudio del significado o del sentido que los sujetos dan a la propia comunicación. Se da cuando interpretamos los signos que están constituidos de significante (imagen acústical) y significado (imagen mental) como, por ejemplo, se muestra en la fotografía:

Para Carreño, en la semiótica predomina la visión exógena, es decir, aquella en la que la atención la deben adquirir los objetos de la realidad representada. Así, en un cualisigno interesan los primeros atributos perceptibles del objeto donde verdaderamente se hallan sus características formales: con lo cual primero aparecerá la pragmática y, posteriormente, la sintáctica.

De este modo, el propio proceso del acto de la comunicación sirve de ejemplo para entender la relaciones tricotómicas pragmáticas. Así, la relación de emisor-contacto-receptor es un proceso pragmático en sí mismo puesto que es un acto y, a su vez, el emisor siempre busca informar contenidos pragmáticos basados en experiencias a un receptor que tendrá que descodificarlos. Al mismo tiempo, debe existir un contacto (dimensión sintáctica) con la correspondencia entre un significante y un significado y, además, debe aparecer un marco convencional (dimensión semántica) entre emisor y receptor para que puedan entenderse. Éste último es la lengua.

Por ejemplo, dos personas que hablan diferentes idiomas no podrán entenderse porque no poseen la misma lengua (si exceptuamos la comunicación no verbal), aún así, poseen idénticos significantes y significados para los mismos conceptos.

El autor también ejemplifica las relaciones tricotómicas de primariedad sintáctica con la noción del acento en la lengua española como un código establecido en la Gramática y las de naturaleza semántica con la figura de la Trinidad en la religión cristiana que presenta a la vez a las imágenes de Dios, Jesús y el Espíritu Santo como ideales religiosos abstractos donde no se puede verificar que son componentes tangibles.

Componentes del proceso comunicacional:

La comunicación es un proceso esencial y obligatorio en nuestras vidas; de este modo, el individuo como ser social posee la necesidad de comunicarse con el resto. Carreño establece 4 grupos de componentes que deben apetecer en cualquier proceso comunicativo, entre los cuales, destacan los niveles y los tipos de comunicación descritos anteriormente. El resto se concretarían en: las clases y los formatos de comunicación.

Clases:

  • Verbal:
    La comunicación verbal se basa en los signos lingüísticos y se distingue entre: oral, articulada mediante el habla o escrita, mediante la representación gráfica de los sonidos. Aquí, aparecen los idiomas o dialectos utilizados todos los días y también sus alfabetos o sus siglas o cualquier tipo de informe o anuncio escrito, así como, por ejemplo, cuando una persona grita o llora para expresar determinadas cosas.
  • No verbal:La comunicación no verbal son los lenguajes basados en una multitud de signos diferentes al lingüístico como: el lenguaje corporal (kinesia) donde aparecen los gestos y movimientos, vestuario, forma de vestir e, incluso, el olor que desprendemos pueden formar parte de una infinidad de detalles que evoquen al resto de personas mensajes de nosotros mismos. Por ejemplo, cuando vamos a una entrevista de trabajo es muy importante saber la imagen que estamos dando a alguien que nunca antes nos ha visto, saber como sentarnos, la forma en la que saludamos…
    Entre otros, también forman parte de la comunicación no verbal: mímica (lenguaje de las manos), música, gestuario (lenguaje del rostro), proxémica (lenguaje del manejo socio-cultural de los espacios)…
    Cabe destacar también el lenguaje de los sentidos: el sabor de una comida, el tacto de un bebé, el olor femenino…
  • Visual:
    La comunicación que se basa principalmente en las imágenes gráficas como: las artes visuales como, por ejemplo, los graffitis en las ciudades; la arquitectura o el diseño gráfico, textil o industrial que intentan crear un lenguaje visual en la sociedad.
  • Paraverbal:
    La comunicación paraverbal se compone de la formación de las anteriores y  se distingue por la utilización de elementos como la entonación, el énfasis, la motivación al receptor o la creación de emociones como aparecen, por ejemplo, en cualquier obra de teatro.

Formatos: 

  • Informal: Caracterizado por su espontaneidad y carácter afectivo. Se establece entre los miembros más cercanos, como la familia, las amistades…donde no existe ningún tipo de oficialidad y las personas se muestran tal como son.
  • Formal: Donde un individuo se rige por determinadas obligaciones y responsabilidades creando una comunicación rígida y fría con roles muy bien diferenciados. Este formato suele darse en el mundo laboral donde jefe y trabajador mantienen casi siempre las distancias determinadas por su jerarquía.
  • No formal: Mezcla de lo formal y lo informal donde va a existir una entidad formal a la que se le va incorporar una nueva sin planteamientos rígidos. Así ocurre en la publicidad donde el anunciante paga al publicista y se añade al proceso publicitario sin ninguna traba.


ACTO Y OBRA DE COMUNICACIÓN:

Según Carreño, la comunicación no es un proceso circular en tanto que un emisor y un receptor no adquieren roles diferentes sino que desempeñan simultáneamente las mismas funciones. De este modo, existe una retroalimentación envuelta en el propio intercambio de mensajes porque ambos son a la vez emisor y receptor. Por ejemplo, si dos personas platican de un determinado tema y los dos vierten opiniones; ambos cumplirán ambas funciones.

Así mismo, el autor niega que los mensajes del proceso comunicativo sean verdades únicas y absolutas como parece ser que los maestros, los sacerdotes y los jefes, es decir, las autoridades o empresas, se encargaban de trasmitir hasta la llegada de la Era Digital. No obstante, hoy en día con sistemas de comunicación no formales como los medios de comunicación tenemos la posibilidad y libertad de informarnos y poder elegir, rompiendo así con todo esta imposición.

El proceso comunicacional:

A lo largo de la historia, el concepto de comunicación ha sido estudiado por una inmensidad de teóricos y autores. En primer lugar, Carreño describe el sencillo esquema interpersonal que propuso Aristóteles hace dos mil años (Quién/ Dice qué/ A quién) y, posteriormente, se centra en el modelo de Shannon y Weaver que introduce la idea de retroalimentación entre un emisor y un receptor, pero todavía de manera muy mecánica.

Dentro del proceso comunicacional, destaca el sencillo “Paradigma de Lasswell”,  convertido en la base de la disciplina de la Comunicación Social.

Lasswell introdujo una nueva concepción de comunicación colectiva gracias a sus investigaciones de los procesos sociales del siglo XX.

Así mismo, Carreño González plantea su propio y original modelo de comunicación a partir de las funciones de la comunicación de Roman Jakobson.

De tal manera, plantea un acto de comunicación a partir de la interacción o contacto de dos o más interlocutores activos: un EMISOR-RECEPTOR 1 y un EMISOR-RECEPTOR 2, asignados únicamente de manera descriptiva. Por tanto, no hay jerarquización debido a que ambos desempeñan el mismo rol e intercambian su información y experiencia personal y, al mismo tiempo, crean su propio mensaje particular a raíz de la nueva información. Además, el acto comunicativo estará determinado por un contexto en virtud de los diferentes ambientes; por un canal (vía física por la que se emite la señal como el aire o el agua, por ejemplo) que requiere de un medio (convierte el mensaje en una señal: el habla, el medio televisivo o cualquier folio donde escribamos, entre otros); y por un código común que permita el entendimiento entre los interlocutores, como los idiomas, el Braille…

¿Por qué Carreño omite algunos elementos básicos? El modelo descarta el concepto de mensaje propuesto por un emisor y una retroalimentación bidireccional porque entiende que se trata de un proceso donde las informaciones provienen de todas las direcciones.

No obstante, la característica más significativa de su modelo es la identificación de cada elemento del proceso con una determinada función del lenguaje. 

A. EMISOR-RECEPTOR: 

  • Función emotiva: emite significados afectivos de la persona y exterioriza los sentimientos y las emociones de su vida personal. Por tanto, cuando respondemos a cómo nos encontramos de ánimo.
  • Función conativa: pretende captar e influir en la atención y crear una reacción en el contacto comunicacional a través de una aceptación o rechazo, de modo que se de-construye la información. Por ejemplo, se da cuando utilizamos oraciones interrogativas o el vocativo para que se cambia la opinión de algún tema.

B. CONTACTO:

  • Función enunciativa: es el contenido y debe responder al qué comunicar, nos informa de algo. Por ejemplo, cuando damos cualquier noticia a otra persona.
  • Función poética: responde al cómo comunicamos, es decir, a la forma que adquiere el contenido por medio de figuras literarias. Aquí aparecen las fábulas, los refranes, los discursos políticos…dentro de un marco sociocultural.
  • Función estética: responde al para qué comunicamos. Se da cuando se establece una especie de empatía únicamente por el gusto o la apreciación de los interlocutores. Por ejemplo, cuando dos personas conectan en un tema concreto porque poseen gustos similares.

C. CONTEXTO:

  • Función referencial: está determinada por todos los entornos particulares que posee un individuo y que luchan por constituirse en el pensamiento social. Por ejemplo, cuando un alumno atiende la enseñanza de un maestro en la universidad.

D. SOPORTE DEL PROCESO COMUNICATIVO:

  • Función Fática: pretende mantener el canal abierto a través de diferentes mecanismos de relación social, como cuando saludamos, hablamos o nos expresamos. Esta función utiliza dos recursos: la redundancia, cuando repetimos las mismas cosas todos los días simplemente para enfatizar los contenidos, por ejemplo, el saludo que damos a las personas de manera mecánica; y la entropía, cuando innovamos cada día para sorprender, por ejemplo, cuando una pareja conversa de diferentes temas para no aburrirse.
  • Función de anclaje: utiliza el medio para asegurarse la atención del interlocutor. Por ejemplo, la música o los fundidos a negro en el cine que logran llamar nuestra atención.
  • Función metalingüística: se refiere al resto de matices subliminales que añaden a la información cualquier tipo de funciones, por ejemplo, cuando la publicidad emite contenidos sexistas en sus campañas.

Carreño concluye el concepto de proceso comunicacional con la mención de la teoría de George Gerbner en la que se identifica la forma en la que cada acto de comunicación se va sumando hasta dar lugar a la obra comunicacional.


LENGUAJE, LENGUA Y DIALECTO:

El lenguaje es la capacidad que poseen los individuos de una especie determinada para intercambiar información, es decir, para comunicarse entre ellos. Sin embargo, únicamente será posible con la presencia de tal capacidad física que está representada por el aparato fonador, órgano capaz de transmitir los sonidos.

No obstante, no todos los individuos se comunican de la misma manera. De este modo, cada sociedad o grupo humano establece su propio conjunto de signos lingüísticos a través de su propia lengua. Por tanto, no posee una carácter universal porque existen miles repartidas por todo el mundo, entre ellas, el chino, el inglés y el español son las más habladas.

La lengua está integrada mediante: idioma y dialecto. El idioma es el conjunto de palabras fijas con sistemas gramaticales similares que comparte una comunidad y, por el contrario, el dialecto sería una variante regional del idioma porque posee diferencias de significado en sus palabras.

Así, los hablantes de una lengua introducen variantes en función de su geografía, historia, economía, clase social, sexo…, en definitiva, de la manera particular en que cada persona se comunica y del sitio o lugar donde se encuentra. Por ello, una persona deberá conocer perfectamente su lengua para poder utilizarla correctamente en el sitio adecuado. Por ejemplo, nos es lo mismo hablar relajadamente con los “colegas” que correctamente en el trabajo.

LOS VICIOS DEL LENGUAJE

Según Carreño, los vicios del lenguaje son aquellos factores que alteran el flujo normal de la experiencia comunicativo verbal. De este modo, se consideran como la contra-retórica y se encargan de afear, entorpecer e imposibilitar el intercambio de información. Por tanto, los vicios del lenguaje propiciarán confusión entre los hablantes.

Los vicios del lenguaje son de tres tipos:

1.  VICIOS DE USO (PRAGMÁTICOS): van surgiendo “sobre la marcha”, en el tiempo.

  • Arcaísmos: palabras antiguas y en desuso, como ágora (ahora), cuasi (casi), antier (anteayer)…
  • Neologísmos: palabras nuevas que evolucionan de otra lengua o son de nueva creación. Actualmente, utilizamos muchos neologismos para denominar nuevas herramientas como, por ejemplo, todas aquellas palabras referidas a la informática (click, chatear, módem, twittear, hachear…).

2. VICIOS DE ORDEN (SINTÁCTICOS): rompen la estructura gramatical (temporalidad, espacialidad, ritmo y armonía).

  • Catacresis: cuando utilizamos una palabra que suena similar pero se escribe de forma diferente y su significado es distinto. Por ejemplo, actitud (conducta) y aptitud (cualidad) o hecho (acontecimiento) y echo (verbo echar).
  • Solecismo: Se da en varias ocasiones, por ejemplo, cuando sobran palabras en una frase (Debes de arriesgar todo lo que tienes, en vez de Debes arriesgar) o faltan (Voy llegar, en vez de Voy a llegar). También cuando sobran letras en una palabra (viniste) o cuando se producen leísmos, laísmos y loísmos.
  • Monotonía: cuando carecemos de un vasto vocabulario y empleamos muletillas (entonces, eh, pues, o sea…); queísmo o dequeísmo (abusar de la palabra que o deque); cosismo (abusar de la palabra cosa: “La globalización es una cosa mundial porque se compone de infinitas cosas”); teveísmo (imitar el vocabulario de la televisión, por ejemplo, en México palabras como ¡Repámpanos!)
  • Pleonasmo: se produce cuando repetimos palabras sinónimas o frases análogas. Por ejemplo, es muy común emplear “subir para arriba” o “entrar adentro”, “pero sin embaro”…
  • Cacofonía: se produce cuando empleamos frases cuya estructura resulta desagradable. Por ejemplo, cuando utilizamos las siguientes figuras retóricas: aliteración que es la reiteración del mismo sonido como ocurre en “El ruido con que rueda la ronca tempestad”; asonancia que es la repetición de palabras similares a partir del acento tónico al final de cada párrafo como, por ejemplo, “El presidente le dice a la gente que ponga su mente a trabajar ágilmente”; paronomasia que es un juego de palabras donde se emplean sonidos iguales con distinto significado como, por ejemplo ocurre en los trabalenguas: “Tres tristes tigres comen trigo en un trigal”.

3. VICIOS DE SENTIDO (SEMÁNTICOS): surgen por la inclusión de palabras extrañas que afectan al significado.

  • Anfibología: se produce cuando no hay claridad porque existen problemas de sentido, dobles sentidos o sentidos desfigurados. Por ejemplo, si yo afirmo: “Mi madre fue al trabajo de mi hermano en su coche” no se sabe con qué coche acudió.
  • Barbarismos: Son palabras mal empleadas y pueden ser:
    Por un lado, se dan los barbarismos de importación (extranjerismos) cuando incorporamos palabras ajenas a nuestra lengua como anglicismos de origen inglés (bao: adiós, brother: hermano, oquei: bien), galismos de origen francés (amateur: aficionado, chef: cocinero, dossier: informe…) etc.
    Por otro lado, nos encontramos con los barbarismo de expresión o salvajismos cuando empleamos palabras con origen en su lengua natural pero que se degeneran. Aquí, se dan las palabras mal escritas (pecsi: pepsi, picsa: pizza…), mal acentuadas o expresiones fuera de contexto como “qué fresa, qué pijo, qué naco, que choni…”

COMUNICACIÓN VISUAL

El papel del ojo:

La comunicación visual humana es posible gracias a la visión, es decir, a la capacidad de interpretar nuestro entorno gracias a un proceso configurado por distintas operaciones donde los rayos de luz alcanzan al ojo.

El ojo humano es un sistema óptico formado por la córnea que permite el paso de la luz, el cristalino que permite enfocar los objetos y la pupila que dejará entrar más o menos luz en función de su abertura. Por tanto, se formará una imagen sobre la superficie interna del ojo en la zona de la retina, que es un tejido sensible a la luz. A través de la incidencia de la luz en la retina, donde se encuentran una gran cantidad de receptores de luz como los conos y los bastiones, se crearán una serie de fenómenos químicos y eléctricos que se convertirán en impulsos nerviosos y finalmente serán enviados de forma directa al cerebro por el nervio óptico.

De este modo, se llama imagen retiniana a la proyección óptica obtenida en el fondo del ojo en función de la operación de la córnea, la pupila y el cristalino.

Percepción visual:

La percepción visual es el tratamiento de una información codificada que nos llega por mediación de la luz que entra por nuestros ojos. De forma natural, nuestro sistema visual localiza e interpreta los fenómenos luminosos a partir de la intensidad, la longitud de onda del espectro visible y la distribución en el espacio de la propia luz.

En concreto, percibimos el color de los objetos por la luz que ellos mismos reflejan. Así, unas superficies absorben ciertas cantidades de onda y reflejan otras. Por ejemplo, la luz blanca sería la mezcla de luces compuesta por todas las longitudes de onda y, al contrario, cuanto menos luz se refleje más negro será.

Los colores se componen mediante mezclas. Por una lado, mezcla aditiva cuando son mezclas de luces de colores primarios (rojo, verde y azul) y, por otro lado, mezcla sustractiva (amarillo, magenta y cyan) cuando se trata de pigmentos o pinturas.

Por tanto, el ojo humano está equipado para ver la luminosidad y el color de los objetos, y gracias a la distribución espacial de la luz percibimos los bordes visuales. Nuestro sistema visual detectará cada cambio de luminancia de la superficie de un objeto a través del contraste que se percibe en un mismo plano.

En la era digital, la luz y el color se han convertido en elementos indispensables por el exceso de exposición en los monitores. Por ello, probablemente la sensación cromática que percibimos en la pantalla nos perjudicará. De este modo, es conveniente que los monitores de las computadoras se configuren con contrastes intermedios (parejas de figura y fondo) para que no dañen nuestros ojos.

La visión es un sentido espacial; no obstante, también depende de determinados factores temporales, entre otros, porque nuestros ojos están en movimiento constante haciendo variar la información recibida por el cerebro. De esta manera, existen dos tipos de respuesta temporal del sistema visual. Por un lado, una respuesta lenta, que dará lugar a la persistencia retiniana, es decir, al fenómeno visual que nos permite retener en nuestra mente una imagen por un espacio mínimo de tiempo con lo que conseguimos yuxtaponer una imagen con otra y así crear la ilusión de movimiento. Gracias a este fenómeno es posible, por ejemplo, ver cine. Y, por otro lado, una respuesta rápida a estímulos que varían con rapidez. Por ejemplo, cuando nos encontramos ante un fenómeno muy luminoso.

Tipografía en soportes digitales:

Según Carreño, la tipografía es esencial en la actualidad. Por ello, debemos saber qué fuente elegir para no generar efectos desagradables visualmente en nuestros textos. Por ejemplo, aunque Word ofrece una amplia variedad de fuentes tipográficas no todas son válidas.

Las fuentes se dividen en diferentes familias: Romana (Times) , Egipcia (Courier New), Palo Seco (Arial), Caligráfica (Monotype Corsiva) y Fantasía (Symbol).

Una de las más utilizadas es la familia Romana, que son fuentes conservadoras que se asocian con la elegancia, el poder y lo “clásico”.

Sintaxis de la imagen:

Asimismo, también existe una gramática de la imagen que sirve para dar forma a su expresión plástica. Ésta se conforma de diferentes categorías formales de la imagen (Equilibrio-Tensión, Unidad-Fragmentación, Realismo-Distorsión…).

En este campo visual destaca la obra “La Sintaxis de la Imagen” de Donis andrea Dondis de 1973 que sustenta la estructura compositiva.

COMUNICACIÓN NO VERBAL

La comunicación no verbal envía a nuestro interlocutor ideas de las que frecuentemente no somos conscientes. El lenguaje kinésico interviene tanto en el rostro como en cualquier parte de nuestro cuerpo, ya sean las manos, las piernas, el tono de voz, la postura, la ropa…

Ergonomía y Antropometría:

Según Carrera, la mayor parte de nuestras actividades son reguladas por la Antropometría y la Ergonomía, dos disciplinas que estudian nuestra comodidad y seguridad y, por ende, constituyen a una comunicación eficiente. En la actualidad, en plena Era Digital, estas disciplinas se vuelven especialmente importantes.

Por una lado, la Ergonomía es la disciplina que se encarga de estudiar el trabajo y su entorno, es decir, procura que los objetos diseñados posean unas determinadas características para facilitar su empleo a lo individuos. Así, por ejemplo, cualquier silla, mesa, lámpara, teclados…en la que nosotros trabajamos en la escuela, trabajo…ha sido sometida a previos estudios y experimentos en búsqueda de la mayor comodidad y seguridad.

Por otro lado, la Antropometría es la disciplina que diseña los objetos en función de las proporciones y medidas humanas con el propósito de crear objetos ideales para los individuos. De este modo, el autor toma como ejemplo, las escaleras resbalosas de una sala de conciertos de la UNAM o los autobuses de la Ciudad de México, que “no están hechos a la medida del mexicano común”.

LAS HABILIDADES INFORMÁTICAS

El discurso de los medios informáticos plantea el problema de cómo se deben integrar los distintos lenguajes que convergen en los escenarios multimedia. Así, Carreño afirma que los medios de comunicación únicamente se trasladan a la pantalla de forma idéntica y, por ello, no añaden nuevos beneficios. De este modo, existen infinitivas posibilidades multimedia o hipermedia que se deben aprovechar.

Del lenguaje multimedia:

El lenguaje multimedia es un lenguaje que permite al usuario desplazarse de forma más rápida, fácil y segura por el discurso multimedia.Cabe destacar las variables contextuales que inciden en el diseño de un producto multimedia: contexto cultural: circunstancias que envuelven los valores, costumbres…; contexto estético: estilo visual; contexto lingüístico: grado de apropiación de la lengua natural del usuario; contexto económico: estudio de mercado; contexto ideológico: creencias religiosas, convicciones políticas…

Además, hay que tener en cuenta varios elementos a la hora de diseñar una imagen de un producto multimedia. En primer lugar, en un nivel pragmático destacan las condiciones de uso, entre ellas, la legibilidad, la angulació, la distancia visual, el tamaño o peso…Posteriormente, dentro de un nivel sintáctico hay que resaltar diferentes aspectos de diseño como, por ejemplo, la coherencia de sistema, la jerarquía entre elementos verbales y no verbales, el balance de iconos-símbolos…Y, finalmente, hay que evaluar el consumo del concepto de nuestro producto multimedia, enmarcado en un nivel semántico, esto es, hay que estudiar la legibilidad inmediata, el valor simbólico del color, la ausencia de elementos superfluos…

LA SEMIÓTICA PRAGMÁTICA

¿Qué es el signo lingüístico? Según Carreño, es aquello que denota tanto un objeto perceptible (árbol, perro…) como imaginable (felicidad, amor…) y, para constituirse como tal, ha de representar aquello considerado como su objeto.

El signo ha sido estudiado por números teóricos a través de la historia. Desde la definición de Aristóteles, como un triángulo compuesto por: objeto, significante y significado, hasta llegar a la concepción tríada de Pierce: objeto-representamen-interpretante, donde conocemos al objetos a través de la caracterización del mismo.

LAS FIGURAS RETÓRICAS

FIGURAS DE EXPRESIÓN (pragmáticas): Son aquellas cuya fuerza comunicativa radica en la disposición de los elementos del lenguaje. Actúan en el plano de la denotación porque obvian su efecto y en el de la seducción porque por medio de atributos plásticos buscan llamar la atención.

1. Figuras por adición y supresión (pragmático-pragmáticas): Añaden o eliminan elementos a un enunciado para enfatizar su idea principal.

  • Epíteto: consiste en añadir adjetivos que resaltan las características intrínsecas de un sustantivo pero que no le añaden información (la blanca nieve, la verde hierba, el fresco viento).
  • Perífrasis: utilizar más palabras de las necesarias sin llegar a nada, dar rodeos para evitar expresiones estereotipadas utilizando más palabras. (El rey de la selva: león, la ciudad eterna: roma).
  • Elipsis: omitir algún elemento sin alterar el concepto general. (en abril, aguas mil; Lucía viajará a México, Carolina a Madrid).

2. Figuras por repetición (pragmático-sintácticas): Muestran elementos que se reproducen de acuerdo a patrones específicos.

  • Anáfora: Repetir una palabra o conjunto de palabras al comienzo de los distintos módulos del mensaje (Nunca te amé, nunca te busqué, nunca te olvidé).
  • Conversión: Repetir una palabra al final del mensaje (Antes eras tú, después será tú)
  • Complexión: Utilizar a la vez anáfora y conversión.
  • Reduplicación, concatenación, anadiplosis.

3. Figuras por Combinación (pragmático-semánticas): Integran sus elementos de manera armónica.

  • Sinonimia: Acumulación reiterada en el uso de sinónimos.

FIGURAS DE TRANSPOSICIÓN (sintácticas): Alteran los planos denotado y connotado y la idea principal se deriva de su conjunción. Suponen un proceso de asimilación de elementos comunicativos y trabajan la persuasión.

1. Figuras de Exhibición (sintáctico-pragmáticas): Son figuras que persuaden y seducen.

  • Sustantivo: presentación conjunta del objeto.
  • Erección: el elemento abandona su posición horizontal y tiende hacia la vertical.
  • Infinitivo o Adscripción: desarrolla todas las posibilidades imaginables de exposición.
  • Indicación: Señala los elementos propios del objeto (logotipos).
  • Sinécdoque: Engrandecimiento.
  • Hipérbole: Exagerar un elemento (Eres más lento que una tortuga).

2. Figuras de Sustitución (sintáctico-sintácticas): Son figuras que persuaden-persuaden.

  • Metáfora: trasladar el significado de un objeto a la forma de otro.
  • Alegoría: unión de metáforas.

3. Figuras por Evocación (sintáctico-semánticas): Son figuras que persuaden-convencen.

  • Metonimia: Evocación del objeto por efecto de sus consecuencias.

FIGURAS DE PENSAMIENTO (semánticas):

1. Figuras Pintorescas (semántico-pragmáticas):

  • Definición: señala qué es el objeto.
  • Descripción: señala características del objeto.

2. Figuras Lógicas (semántico-sintácticas):

  • Derivación: Emplear palabras distintas ligadas a una misma raíz (mejor, mejora, mejorar).
  • Paradoja: consiste en presentar un aparente sinsentido que implica una reflexión (La vida es muerte)
  • Dubitación: aparente duda constante.
  • Antítesis: Exponer un concepto con su aparente contrario.
  • Gradación, alusión, amplificación, prolepsis, reticencia, dubitación…

3. Figuras Patéticas (semántico-semánticas): Suponen una alta reflexión en el receptor. Se encuentran en el plano connotativo y trabajan el convencimiento.

  • Ironía: burla ligera de algo o alguien.
  • Sarcasmo: burla cruel.
  • Parodia: desarrollar un relato a base de ironías o sarcasmos.
  • Apóstrofe, obstestación, deprecación, imprecación, subvención, conminación, asteísmo…

LA COMUNICACIÓN Y EL ESCENARIO EDUCATIVO

Carreño afirma que el escenario educativo actual debe estudiar el complicado fenómeno de la comunicación para crear una percepción visual real de la sociedad. Así, en las aulas se deberían crear vínculos directos y bilaterales basados en el diálogo entre los maestros y los alumnos.

Además, cabe destacar que gracias a la comunicación la educación puede promover entre los estudiantes la perceptividad, la criticidad y la creatividad.

Liderazgo y Comunicación Efectiva en la relación educativa

Liderazgo:

Las nociones de liderazgo y de comunicación efectiva, es decir, la manera en que la conciencia colectiva se desplaza de un sitio a otro dependiendo de las fuerzas, intervienen indudablemente en la relación educativa.

A mediados del siglo XX, los primeros estudios y teorías sobre la comunicación de masas apuntaron directamente sobre estas cuestiones. De esta manera, destacan entre las primeras teorías: Aguja Hipodérmica (la respuesta de la colectividad podía ser controlada mediante una fuente institucionalizada); Teoría de las Relaciones Sociales (el individuo se ve influenciado por su entorno familiar); Teoría de las Categorías Sociales (el individuo se ve influenciado por su entorno escolar o laboral).

Más tarde, apareció la corriente estructuralista, que recuperó algunos contenidos de disciplinas antiguas como la Semiótica, y se estudió detalladamente el concepto y las variantes del liderazgo. De este modo, se establecieron cinco variantes:

  • Líder autocrático: mandatario, impositivo, arbitrario. Por ejemplo, la figura de Hitler en el Holocausto.
  • Líder paternalista: amable, fomenta la participación aunque finalmente decide él. Por ejemplo, cualquier maestro de universidad.
  • Líder pasivo: abandona su autoridad y surgen líderes que compiten por la toma de decisiones en el grupo.
  • Líder democrático: comparte la responsabilidad por el conocimiento del grupo. Admite la crítica, forma parte del grupo y el aprendizaje se da sin dificultad.
  • Líder participative (“elucidador”): es el grupo en su conjunto quien determina el aprendizaje y el líder cohesiona el grupo.

Comunicación efectiva:

Según el autor, la enseñanza es un proceso de comunicación verbal (oral y escrito), no verbal (kinesis, mímica, proxémica…) y visual (apoyos gráficos, caligrafía…) donde un profesor intenta orientar el aprendizaje de los alumnos a través de diversas informaciones. De este modo, en función de este tipo de comunicación se determinará el nivel de eficacia y eficiencia de la educación. Por ello, todos los profesores deben esforzarse y ser hábiles para facilitar la comunicación y la interacción con sus alumnos.

Según el investigador Robert Marzano, los patrones de comunicación efectiva son los siguientes: que el estudiante exprese claramente sus ideas, que se comunique con diversos auditorios, con una variedad de medios y, finalmente. con una variedad de propósitos para informar y convencer, entre otros.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s